«La segunda etapa tiene un final muy exigente, con un puerto con rampas de hasta el 14%»

AINHOA MÚGICA