Julián Eraso, en el centro, corta la cinta de la Itzulia esta mañana en Vitoria. / DV

Polémica El director de la Itzulia dice que «casi» le obligaron a organizar la carrera femenina por ser una «moda»

Las declaraciones de Julián Eraso han provocado la indignación de varios cargos políticos y han obligado al director general de la prueba a rectificar: «Pido perdón»

D. S.

La Itzulia femenina se ha visto envuelta en polémica, nada más arrancar este viernes su primera etapa, a raíz de unas declaraciones hechas por el director general de Organizaciones Ciclistas Euskadi (Oceta), empresa organizadora de la Vuelta al País Vasco. El eibarrés Julian Eraso ha asegurado, en una entrevista concedida a Radio Marca Bilbao, que «casi, casi, casi» se han visto obligados a organizar una edición específica para mujeres y que hacerlo responde a «una cuestión de modas».

Unas afirmaciones que no han gustado nada a varios cargos políticos, que han pedido «una rectificación». Entre ellos la Diputación de Gipuzkoa, que de boca de su diputado de Cultura, Harkaitz Millán, ha señalado que «no es una cuestión de modas sino de compromiso para combatir desde el feminismo el machismo en el deporte».

La propia organización de la Itzulia Women ha salido al paso horas después y ha emitido un comunicado en el que «lamenta el malentendido y el malestar» generado y espera que los «desafortunados» comentarios expresados por Julián Eraso no empañen el «gran paso adelante» que supone la llegada de la Itzulia Women al ecosistema de carreras que conforman el calendario internacional de ciclismo femenino.

«Casi, casi, casi nos hemos visto obligados a organizarla. Esto es cuestión de modas. Al final… La igualdad, tal… El correveidile… Todo el mundo dice que hay que hacer cosas por el deporte femenino y le ha tocado también al ciclismo», ha afirmado el director de Oceta. Si bien ha concretado su respuesta posteriormente: «Nos dijeron que habría que organizar y nosotros, que de eso sabemos un poco, la organizamos, no nos preocupa. Ojalá esto se consolide y empiece a funcionar y dentro de unos años no nos tengamos que preocupar de por qué la hacemos».

Horas después de estas palabras, Eraso, en declaraciones a EITB, ha pedido perdón: «Todos estos temas son muy delicados y suele ser fácil que cualquier desliz de este tipo se convierta en una polémica», ha asegurado. «Pido perdón a todas las personas e instituciones que se han podido ver afectadas por mis declaraciones y espero que las aguas vuelvan a su cauce».

En 2019 y 2021, Oceta había organizado la versión femenina de la Clásica de San Sebastián, la otra gran prueba del calendario ciclista vasco. También estaba prevista su celebración en 2020, pero fue cancelada por la pandemia. Todas estas pruebas, al igual que la Itzulia masculina, cuentan con el respaldo económico de instituciones públicas.

Las protestas también han llegado desde Álava, territorio desde donde ha arrancado la Itzulia Women y donde ha tenido lugar este viernes el corte de cinta inaugural.

En Twitter, la diputada alavesa de Cultura, Ana del Val, ha calificado las palabras de Eraso como «impresentables e inaceptables» y le pide que se «retracte públicamente». «El deporte femenino -añade- no es una moda. Lo que queda, en todo caso, es mucho por hacer. No daremos ni un paso atrás es nuestras políticas, al revés».

Maider Etxebarria, primera teniente de alcalde de Vitoria, tacha de «barbaridad» lo dicho por Eraso. «La igualdad no es una moda. Las mujeres, por el simple hecho de serlo nos enfrentamos a desigualdades. Y por eso mismo seguiremos defendiendo el deporte femenino», agrega.

Demi Vollering se hace con la primera victoria

La primera etapa de la carrera se ha disputado con la victoria de Demi Vollering en Labastida. Ha sido la más más rápida del trío que ha llegdo destacado a meta, con Ane Santesteban quinta a 41 segundos

Por delante quedan dos etapas que prometen ciclismo del bueno. Este sábado en Mallabia y el domingo, en Donostia, en el recorrido de la Clásica de San Sebastián.