Daniel Felipe Martínez, del Ineos, vencedor de la cuarta etapa de la Itzulia 2022 / sprint cycling | itzulia

Itzulia 2022 Daniel Felipe Martínez: «A 200 metros sabía que tenía que tirar hasta que me reventaran las piernas»

El ciclista colombiano del Ineos se hace al sprint con la cuarta etapa de la Vuelta al País Vasco y agita la general

Jon Munarriz
JON MUNARRIZ

Como viene siendo habitual en esta edición, la cuarta etapa de la Itzulia 2022 también se ha decidido al sprint y con foto 'finish'. El ciclista colombiano Daniel Felipe Martínez, del Ineos, se ha hecho con el triunfo en un final muy apretado a la llegada a Zamudio.

Ha habido que esperar al último kilómetro, una vez en pelotón ha cazado al escapado Victori Lafay (Cofidis), para que los equipos se hayan posicionado y hayan lanzado el ataque para hacerse al sprint con el triunfo. El colombiano ha llegado bien de piernas y se ha deshecho de grandes perseguidores como Alaphilippe, quien ha acabado en segunda posición por segunda etapa consecutiva. «Sabía que mis rivales llegaban bien al final de la etapa, pero me he sentido bien y he decidido lanzarme. Cuando he visto que a 200 metros de meta iba primero me he dicho a mí mismo que tenía que tirar hasta que me reventaran las piernas». Un esfuerzo que casi se ve frustrado en el último segundo por Julian Alaphilippe, pero que ha acabado cayendo del lado del ciclista del Ineos.

«Estoy muy contento por mí y también por el equipo. La victoria de etapa de hoy supone un fuerte golpe a la general. Quedan dos etapas muy exigentes, el equipo se siente bien y buscaremos hacernos con la victoria», aseguraba Martínez. «Veo al equipo con serias opciones para hacerse con el triunfo en la general y a mí con posibilidades de acabar con el maillot amarillo», sentenciaba. El colombiano se sitúa a 15 segundos de Primoz Roglic, líder de esta Itzulia 2022 desde la primera etapa.

«Tenemos ganas de asaltar la general»

Su compañero, el santurtziarra Omar Fraile, no dudaba en mostrar su felicidad por la victoria de Martínez. «Estoy feliz. Hemos sido capaces de cumplir con el objetivo del equipo, que era hacernos con la victoria, y dar así un golpe sobre la mesa de cara a la general. Por delante quedan dos etapas muy exigentes, pero el equipo llega bien. Trataremos de hacer un buen papel. Tenemos ganas de asaltar la general», reconocía.

Pello Bilbao, del Bahrain, soñaba con volverse a subir al cajón más alto en la etapa de hoy, pero al de Gernika no le ha sonreído la suerte. «Desde el pelotón no estábamos seguros de si podríamos alcanzar a Victor Lafay, del Cofidis. Al final hemos podido llegar, yo me encontraba bien de piernas, pero no he encontrado el hueco para lanzar al sprint. Una pena», apuntaba.