Vuelta al País Vasco

Alaphilippe no tomó la salida en la Itzulia, Kwiatkowski se bajó y caída sin secuelas de Ion Izagirre

J.L. ARRIGORRIAGA.

Las consecuencias de la espeluznante caída del miércoles en el pelotón se dejaron sentir ayer. Julian Alaphilippe no tomó la salida en Vitoria. Josetxo Ibarguren, médico eibartarra del equipo Deceuninck, explicó que «tiene afectado todo el cuerpo: la rodilla derecha, el codo, la espalda, las costillas... Está magullado».

Alaphilippe voló ayer mismo a Bélgica, sede de su equipo, donde iniciará la recuperación con vistas a estar listo para sus siguientes compromisos: Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogne-Lieja. Ha preferido desplazarse a tierras flamencas en lugar de volver a casa.

Responsables del Deceuninck explican que «después de ser evaluado por los doctores y dadas tanto las lesiones como las condiciones meteorológicas que esperamos en la Itzulia, el equipo entiende que es preferible que Alaphilippe pare y se centre exclusivamente en la recuperación» para las Ardenas.

Ahí se verá con Michal Kwiat-kowski, otra de las víctimas de la montonera camino de Estibalitz. El polaco emprendió la marcha en Vitoria pero se bajó de la bici en el kilómetro 74. «Me he levantado dolorido y quiero comprobar cómo responde mi cuerpo», declaraba minutos antes de montarse sobre la bici. «Por eso salgo. Tal y como fue la caída, me puedo considerar un afortunado. Íbamos a más de 60 km/hora. Se me cayeron dos o tres corredores delante y no pude evitarlos».

Otro ciclista del Sky, Castroviejo, también dijo adiós a la prueba con la clavícula derecha fracturada y fisura en una vértebra. Pasará por el quirófano el lunes.

Mejor suerte corrió Ion Izagirre en la caída sufrida ayer a seis kilómetros de meta junto a sus compañeros de equipo Pello Bilbao y Lutsenko. Estos cedieron tiempo, pero el de Ormaiztegi pudo levantarse, enlazar y llegar a meta en el seno del grupo principal. Dadas las circunstancias, salvar la etapa con decoro es un buen resultado.

Fractura de codo de Irisarri

Jon Irisarri (Caja Rural-RGA), víctima de la misma caída, tiene que someterse a más pruebas, pero todo apunta a una fractura de la cabeza del radio.

Más noticias de la Vuelta al País Vasco