El día de la verdad

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Los favoritos de la general soltaron piernas ayer camino de los bellos parajes alaveses. Una etapa de transición para los mejores, con la vista puesta en la contrarreloj de hoy en Lodosa, que puede ser el día de la verdad de esta Itzulia-Gran Premio Banco Sabadell. Que lo sea o no depende de Primoz Roglic (Lotto-Jumbo). Si el esloveno ofrece su mejor versión, dejará sentenciada la Vuelta al País Vasco. Es el mejor contrarrelojista de la carrera y uno de los mejores del pelotón. Es el vigente subcampeón del mundo. En Oslo solo le batió Tom Dumoulin. Podría dejar hoy a todos sus rivales a más de un minuto en la general y eso, teniendo en cuenta que también es uno de los que mejor va para arriba, si no el mejor, puede ser definitivo.

La crono consta de veinte kilómetros llanos y con apenas una curva en todo el recorrido. Buenas carreteras. El paraíso de los rodadores y de los desarrollos enormes. El jardín de casa de Roglic. Alaphilippe puede hacer buenas cronos, pero nunca ha demostrado esa capacidad en un trazado tan llano. Hay que ver asimismo cuál es su motivación, si da por concluido su trabajo en Euskadi antes de prepararse para la batalla de las Ardenas contra Valverde y Nibali o si aspira a luchar por el triunfo en Arrate.

Es también una jornada clave para Gorka Izagirre (Bahrain), que puede dar un paso de gigante hacia su tercer podio consecutivo tras Omán y París-Niza. Por detrás, la amenaza para el ormaiztegiarra podrían ser los dos Bora, en excelente forma, Buchmann y Konrad, y un irregular Mollema, que lo mismo se sale que firma un despropósito. Es lo que espera evitar Bardet (Ag2r), muy metido en carrera. Pase lo que pase hoy, las etapas guipuzcoanas de mañana y el sábado prometen espectáculo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos