«La tercera etapa de la Vuelta al País Vasco, ideal para una fuga»