Vuelta al País Vasco

Schachmann: «Me enfrento a los mejores escaladores, pero lucharé por ganar»

Schachmann en el podio./Michelena
Schachmann en el podio. / Michelena

El líder de la Vuelta al País Vasco 2019 se libró de la caída que a falta de 6 kilómetros de meta

EL DIARIO VASCO

Dos victorias en tres etapas. Líder de la Itzulia tras la tercera jornada con 33 segundos de renta sobre Ion Izagirre. Maximilian Schachmann ha completado una espléndida primera mitad de la Itzulia. Inesperada. «Es una sorpresa para mí», confiesa. Posiblemente sea el primer asombrado con su propio rendimiento.

Relegado Julian Alaphilippe por una terrible caída a seis kilómetros de la línea de meta, el alemán del Bora encontró el camino despejado para imponerse en Estibalitz en otra demostración de fuerza. Salvó la caída: «Ni la he visto. Solo la he oído».

Midió mejor sus fuerzas que la víspera en Gorraitz, remontó a Ulissi y demostró su versatilidad. Es capaz de ganar contrarreloj -fue subcampeón mundial sub 23 de esta modalidad en 2016- y también en una llegada en grupo. Hace pocos días llegó en solitario a la meta de San Cugat del Vallés en la Volta a Cataluña.

«Solo puedo dar las gracias a mi equipo, que me ha ayudado a ganar», señaló Schachmann. «Mis compañeros han dado el 150% por mí. Creía en mis posibilidades de victoria. El maillot amarillo siempre da una motivación especial».

«Estoy sorprendido por mi rendimiento», apunta. «Pero quedan todavía etapas muy duras y espero que aguante la batería. No sé si será suficiente. En los dos últimos días me he sentido muy bien pero sé que me estoy enfrentando a parte de los mejores escaladores el mundo y no va a ser nada fácil defender este maillot. Tenemos un equipo muy fuerte y vamos a pelear por ello. Soy optimista, pero toca ir poco a poco»

Schachmann suma cuatro triunfos en la presente temporada dentro de un equipo que parecía construido para arropar a Peter Sagan. Sin embargo, el eslovaco lleva solo un triunfo en 2019 y el Bora acumula trece en total, superado solo por los 22 de Deceuninck, los 21 de Astana y los 16 de Mitchelton. Figura en cuarta posición dentro de la lista del World Tour.

Aunque Sagan lleva un solo triunfo, el equipo Bora suma ya trece en la presente temporada

Gari Bravo, presente en la fuga del día, sigue al frente de la clasificación del premio de la Montaña

Los éxitos de la escuadra alemana se reparten de la siguiente manera: Maximilian Schachmann (4), Sam Bennett (4), Pascal Ackermann (2), Peter Sagan (1), Davide Formolo (1) y Emanuel Buchmann (1). La irrupción del ciclista teutón amenaza con alterar el orden de prioridades de sus directores con vistas a futuros compromisos. Transmite la sensación de ser un corredor llamado a destacar en clásicas como la Flecha Valona, Lieja-Bastogne-Lieja y Amstel Gold Race.

La jornada entre Sarriguren y Estibalitz estuvo marcada por una escapada de ocho ciclistas: Julien Bernard (Trek), su compañero de equipo Toms Skujins, Nicolas Sessler (Burgos BH), José Fernandes (Burgos BH), José Joaquín Rojas (Movistar), Benjamin King (Dimension Data), Bruno Armirail (Groupama) y Gari Bravo (Euskadi-Murias), que defendió con éxito el liderato de la montaña, si bien el lazkaotarra es consciente de que esta clasificación se jugará en las dos últimas etapas, las más montañosas.

Alcanzaron una máxima ventaja de cuatro minutos. Bora se encargó de que controlar la diferencia, de evitar que el hueco fuera peligroso. La presencia de ocho ciclistas en el grupo de cabeza impide que la cuerda pueda estirarse demasiado.

Deceuninck y Sky

A medida que se aproximaba la línea de meta, equipos con aspirantes a ganar la etapa como el propio Deceuninck y Sky colaboraron en la neutralización de la fuga. Cuando se olía el estrechamiento final para entrar en la carretera de Estibalitz, Jumbo Visma tomó las riendas de la persecución. Tony Martin, en concreto, cerró el hueco entre los de cabeza, reducidos ya a cuatro unidades. Poco antes de la fusión se registró la caída, la última de una jornada accidentada ya que con anterioridad Cummings y Crass habían subido a la ambulancia para ser evacuados a distintos centros hospitalarios.

La ascensión hoy a Bikotz Gane, puerto de primera categoría de cinco kilómetros, rampas del 13% y pendiente media del 8,6%, puede introducir a la Itzulia en otra dimensión. Su cima se encuentra a 36 kilómetros de la meta de Arrigorriaga, terreno suficiente para recuperar. Pero también para abrir huecos importantes si alguno de los aspirantes a la victoria no puede seguir el ritmo de los mejores en la ascensión.