Vuelta al País Vasco

La Itzulia presenta su cara más renovada

El director técnico de la carrera, Pedro Horrillo opina sobre las novedades de la Itzulia / Felix Morquecho

La Vuelta al País Vasco 2019 se disputará del 8 al 13 de abril y arrancará con una crono en Zumarraga, con subida a La Antigua

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Desde la ermita de La Antigua al baño de masas de Eibar seis días más tarde, la Itzulia 2019 será una carrera impredecible. Del 8 al 13 de abril, se cubrirán 784 kilómetros con 22 puertos puntuables y otros muchos que no aparecen en el libro de ruta. La carrera se ha presentado este miércoles en Zumarraga con tantos cambios, que no es fácil adivinar cuál puede ser su desarrollo. Solo hay una cosa segura: ganará una primera figura mundial, como todos los años.

La principal novedad es el adelanto de la contrarreloj al primer día. El último precedente fue en 1977, cuando Hondarribia albergó una primer sector cronometrado en el que se impuso el vizcaíno Javier Elorriaga. Los organizadores pretenden abrir la carrera. El diseño del recorrido es obra del exciclista Pedro Horrillo, que detalla el trazado de la Vuelta al País Vasco 2019 día a día:

1ª etapa Zumarraga-Zumarraga (CRI). «Dará quebraderos de cabeza con el material»

Horrillo asegura que «la crono hará diferencias entre los favoritos. Se bajará Eizaga, para dar la vuelta en una rotonda y dirigirse a La Antigua. No veremos las imágenes de 2011, en la primera etapa de la Itzulia, con gente poniendo pie a tierra por la escasez de espacio. Es una subida muy dura, por una carretera estrecha, pero al pasar de uno en uno no tendrán problemas con los desarrollos. El diseño de la etapa dará quebraderos de cabeza con el material a los equipos. El modelo de crono el último día estaba agotado, porque bloqueaba la carrera. El año pasado ya la adelantamos a mitad de vuelta y ahora la colocamos el primer día. Analizaremos cómo han funcionado estos dos experimentos, pero pensamos que cambiando la ubicación de la crono cambiamos la carrera».

2ª etapa Zumarraga-Gorraiz. «Tiene 4.800 metros de grava y 4.100 de cemento»

El excorredor ermuarra adelanta que «tiene dos partes claras, la primera de Zumarraga a Pamplona, con el paso por Atagoiti, que no puntúa, Olaberria y Lizarrusti. Un terreno pestoso, como decimos los ciclistas, que dará vida a los ciclistas. Tras el paso por el centro de Pamplona, nos metemos en el Valle de Egüés, en una zona quebrada y con pistas de tierra prensada y cemento. Si alguien va hoy, igual se asusta porque está llena de piedras, pero se va a limpiar y está en buenas condiciones. Tiene 4.800 metros de grava y 4.100 de cemento. No son duros, pero hay estrechamientos por lo que importa la colocación. El sterrato se incluyó a petición del alcalde de Sarriguren y se probó con éxito en la Vuelta a Navarra de aficionados del año pasado. De la propuesta inicial se han pulido cosas, he retirado algún tramo por seguridad. No será un sterrato peligroso. La meta es en subida, unos 800 metros al 5-6%, en un circuito al que se darán dos vueltas. En la primera, no se pasa por meta pero se ve, así que los corredores sabrán cómo es el final».

3ª etapa Sarriguren-Estibaliz. «Llegada en subida, pero apta para sprinters puros»

Pedro Horrillo explica que «se sale hacia Estella por Iratxe, cruzamos Urbasa por Opakua para llegar a la Llanada Alavesa, con el peligro del viento. Rodeamos el embalse de Uribarri Ganboa y la llegada es en alto. A diferencia de la jornada previa, es una subidita más suave, dos kilómetros al 4-5%, más para sprinters puros. La segunda y la tercera etapas son apropiadas para corredores de otro perfil al de la crono y a los de las etapas finales. Esta etapa es la más larga de la Itzulia, con casi 200 kilómetros».

Bonificaciones en meta y en los sprints intermedios

«Las bonificaciones jugarán un papel importante», avisa Pedro Horrillo. Se pondrán en juego en las cinco etapas en línea, tanto en meta como en los dos sprints intermedios que habrá en cada jornada. Hay un botín considerable en juego, nada menos que dos minutos y 35 segundos. Obviamente, un mismo corredor no puede ganarlas todas, pero la cifra da idea de la trascendencia que podrían llegar a tener.

En meta serán 10, 5 y 4 segundos. Se incluye la etapa de Arrate, aunque el reglamento no permite otorgar bonificaciones en las metas en alto. Pero al estar situada la llegada en el santuario, después de coronar Usartza, es posible incluirlas.

Cada etapa contará con dos sprints intermedios, en los que se distribuirán 3, 2 y 1 segundos. La colocación de estos sprints permitirá a los equipos de la general desarrollar estrategias a la hora de permitir o no fugas. Por lo general, el último sprint intermedio de cada día está en la zona caliente de la etapa, por lo que los mejores deberían poder entrar en el juego de las bonificaciones

Correrán los 18 equipos World Tour, más el Euskadi-Murias, el Caja Rural-RGA, el Burgos-BH y el Cofidis, de categoría Continental Profesional.

Aunque los equipos aún no han enviado sus inscripciones, el Movistar presentará un equipazo con Mikel Landa, Nairo Quintana y Marc Soler, aunque el alavés va más lento de lo que le gustaría en la recuperación de la fractura de clavícula que sufrió en Mallorca. Podría renunciar a Tirreno-Adriático (del 13 al 19 marzo) y no volver a la competición hasta finales del próximo mes. Los hermanos Izagirre liderarán un potente Astana y hay gran expectación por conocer la alineación del Sky. En los mentideros se especula con la presencia del último ganador del Tour, Geraint Thomas, pero el equipo inglés no ha dado ninguna pista.

El que no fallará será el ganador del año pasado, Primoz Roglic, al que el recorrido le va aún mejor que el año pasado y volverá a ser uno de los grandes favoritos de la Itzulia.

4ª etapa Vitoria-Arrigorriaga. «El primer puerto de entidad de la Itzulia: Bikotz Gane»

El director técnico de la Itzulia alerta de que en la cuarta etapa llega «el primer puerto de entidad, Bikotz Gane. Está a 40 kilómetros de meta, pero por delante aún queda una pequeña trampa. Se da la vuelta a Zaratamo, que se corona a solo tres de meta y puede hacer daño. Es subir y bajar a meta, en un descenso muy técnico».

5ª etapa Arrigorriaga-Arrate. «Etapa clásica con llegada por la vertiente de siempre»

Horrillo considera que en la etapa del viernes comienza el tramo decisivo de la Itzulia. «Salimos de Arrigorriaga para buscar el mar atravesando Urdaibai por la margen derecha. De ahí, seguimos todo por la costa hasta Mutriku, donde acometeremos una nueva vertiente del Kalbario. Se denomina Arribinieta y tiene un kilómetro de cemento. La bajada es por la carretera de siempre. A partir de ahí, cambiamos el orden de la etapa del año pasado, para subir primero a Izua por Matsaria y dejar la última subida por la carretera tradicional. Las subidas no puntuables a San Pedro y Areitio, entre Trabakua y Eibar, pueden castigar. Es una etapa de corte clásico».

6ª etapa Eibar-Eibar. «La subida por cemento a Karakate es la gran novedad»

El exciclista vizcaíno confirmó la que será una de las grandes novedades de la Itzulia, y uno de los puntos claves: la subida a Karakate, en el barrio de Ezozi de Soraluze. «Es una subida por cemento, que no es muy dura pero sí estrecha. Está en perfecto estado, pero aun así se va a reparar en dos puntos. Quisimos unir Karakate con Sagarerreka, pero no hemos podido por el estado de la carretera. Azurki se pasará por el mismo sitio que el año pasado. De Soraluze iremos a Bergara, para subir a Asentzio por Angiozar y seguir por Elgeta, Karabieta y Eibar. Pero al llegar a la plaza Unzaga aún quedarán cinco kilómetros a meta. Por la calle Isasi saldremos a la variante de Eibar por el repecho de Amaña, por donde pasó la crono hace dos años, para volver a meta». Allí se conocerá el sucesor de Primoz Roglic.

Soraluze, garantía de vencedor de campanillas

La Itzulia podría decidirse en las carreteras de Soraluze, con la subida a Karabieta por Ezozi. La carrera ascenderá por una pista de cemento y descenderá por la carretera general, por San Andrés.

Este alto es un lugar tradicional del ciclismo guipuzcoano. En su cima han ganado como sub 23 figuras de la talla de Omar Fraile (2011) y Marc Soler (2014).

En lo alto de San Andrés también se han impuesto, pero como juveniles, Gorka Izagirre, Garikoitz Bravo, Mikel Aristi y Löic Chetout. El primero, hoy en el Astana, los dos siguientes, en el Euskadi-Murias y el último, en el Cofidis.

La prueba de Soraluze, con meta en el casco urbano, tampoco anda escasa de nombres en su palmarés. Andrei Amador y Mikel Landa han ganado allí.

Las etapas

1. Zumarraga - Zumarraga
(C.R.I 11,3 km)
2. Zumarraga - Gorraiz
(149,5 km)
3. Sarriguren - Estibaliz
(191,4 km)
4. Vitoria-Gasteiz - Arrigorriaga
(164,1 km)
5. Arrigorriaga - Arrate
(149,8 km)
6. Eibar - Eibar
(118,2 km)

Perfil de la primera etapa, contrarreloj por Vitoria
Perfil de la primera etapa, contrarreloj por Vitoria

Perfil de la segunda etapa, con final en Gorraiz
Perfil de la segunda etapa, con final en Gorraiz

Perfil de la tercera etapa
Perfil de la tercera etapa

Perfil de la cuarta etapa
Perfil de la cuarta etapa

Perfil de la quinta etapa entre Arrigorriaga y Arrate.
Perfil de la quinta etapa entre Arrigorriaga y Arrate.

Perfil de la sexta etapa, Eibar-Eibar
Perfil de la sexta etapa, Eibar-Eibar