Vuelta al País Vasco

Treinta y un países en la Vuelta al País Vasco, y veintiocho centímetros

El bielorruso Kiryienka acompaña a Castroviejo, uno de los veinte vascos que toman hoy la salida. /MICHELENA
El bielorruso Kiryienka acompaña a Castroviejo, uno de los veinte vascos que toman hoy la salida. / MICHELENA

El pelotón de la Itzulia vuelve a ser una amalgama de corredores procedentes de cinco continentes. El inglés Hugh Carthy es el más alto de todos ellos con su 1,93 de estatura y el vizcaíno Mikel Bizkarra, el más pequeño con 1,65

JOSEBA LEZETA

El pelotón de la Vuelta al País Vasco es de nuevo un conglomerado de procedencias, lenguas y razas, un pequeño mundo de 154 corredores en los que uno puede encontrar desde un ecuatoriano a un etíope, desde un canadiense a un puñado de australianos; desde alguien con 1,93 metros de estatura, Hugh Carthy -un inglés residente en Pamplona-, hasta otro corredor que mide 1,65, el vizcaíno Mikel Bizkarra, el más pequeño de todos; desde un Franco Pellizotti con diecisiete temporadas de profesional a sus 40 años hasta un debutante como Pavel Sivakov, un prometedor chaval de 20 que Sky pescó el año pasado del equipo de formación del BMC.

Treinta y un países conforman el mapa de la Itzulia 2018. Los corredores con licencia española son mayoría con 37, si bien entre ellos figuran veinte locales, distribuidos de la siguiente manera por territorios: diez vizcaínos, seis guipuzcoanos -uno menos de los previstos en un inicio tras causar baja de última hora Markel Irizar en las filas del Trek-, dos navarros y dos alaveses. Suponen el 13% del total.

El estreno de Euskadi-Murias es fundamental para el aumento del número de representantes vascos. En la presente edición hay siete más que la anterior, en la que tomaron la salida trece. Jon Odriozola, director de la formación verde, acude con cinco de casa. Caja Rural-RGA también eleva ese apartado de los tres de 2017 a los cuatro de 2018 pese a que el número de componentes de los equipos se reduce de ocho a siete.

Repiten de la pasada edición los hermanos Izagirre, Jon y Gorka, Pello Bilbao, Omar Fraile, Igor Anton, Alex Aranburu, Jon Irisarri, Jonathan Lastra, David López y Víctor de la Parte. Se incorporan Mikel Landa, Jonathan Castroviejo, Aritz Bagües, Gari Bravo, Ibai Salas, Igor Merino, Mikel Bizkarra, Julen Amézqueta, Aitor Gonzalez y Enrique Sanz.

Francia ocupa la segunda plaza en la distribución por países con 15, por delante de dos naciones con extensa tradición en este deporte: Italia y Bélgica, ambas con 13. Llama la atención la presencia de Australia en quinta posición con 12, muy cerca de los dos que le preceden. Estados Unidos se coloca sexto con una cifra nada despreciable: 9.

Si tenemos en cuenta los continentes, la supremacía de Europa sigue siendo absoluta pese a la mundialización del ciclismo. Manda con 118. Le siguen América con 16 -diez del Norte y seis del Sur-, Oceanía con 13, África con 5 y Asia con dos, un kazajo y un japonés.

Quick Step, el más joven

Quick Step, una de las formaciones más potentes y con mayor número de victorias del World Tour, presenta hoy en Zarautz el siete más joven de la carrera con un promedio de 24 años, inferior al del Caja Rural, de 25. Encabezados por Julian Alaphilippe (25), otros cuatro de los ciclistas que dirigirá David Bramati ni siquiera llegan a esa edad: Enric Mas (23), Rémi Cavagna (22), James Knox (22), y Jhonnatan Narváez (21).

Al otro lado de la balanza se sitúa como conjunto más veterano el BMC con un promedio de 30 años y cinco piezas que superan la barrera de los 30: Simon Gerrans (37), Danilo Wyss (32), Alessandro de Marchi (31), Richie Porte (31) y Damiano Caruso (30). Con el pujante belga Dylan Teuns, de 26, disponen de una armada a la que habrá que seguir de cerca en la prueba.

A nivel individual, Franco Pellizotti se sitúa como el más veterano del pelotón a sus 40 años. Tranquilamente podría ser por edad el padre de Pavel Sivakov, que no cumplirá 21 hasta el 11 de julio. El ruso es el benjamín de la carrera.

Si nos dejamos guiar por la estatura media, hay formaciones de rodadores en esta Euskal Herriko Itzulia. Siete de ellas se sitúan por encima del 1,80. Figura a la cabeza de este ranking Groupama-FDJ con 1,84, seguido de Mitchelton y Sunweb con 1,83.

El espigado inglés Hugh Carthy (Drapac), ex del Caja Rural-RGA, es la torre del pelotón con su 1,93. Iba a compartir esa condicón con el abulense Diego Rubio (Burgos BH), pero el atropello sufrido esta semana mientras se entrenaba ha descabalgado de la prueba al fornido abulense de Navaluenga.

En esta ocasión, la condición de corredor más pequeño no recae en un colombiano. Mikel Bizkarra (Euskadi-Murias), con su 1,65, es más bajo que Nairo Quintana y Carlos Betancur, los escarabajos de un Movistar situado en la cola del promedio de estaturas con 1,74. Aquellas escuadras de Eusebio Unzue formadas por ciclistas altos y fuertes han dejado paso a otro estilo más liviano. De hecho, Víctor de la Parte (1,81 de estatura) es el único de sus componentes por encima del 1,80. Por debajo del 1,70 se hallan Quintana y Betancur, ambos con 1,67.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos