Diario Vasco
Julián Eraso, con Haimar Zubeldia en la salida de Donostia.
Julián Eraso, con Haimar Zubeldia en la salida de Donostia. / KARLIS

vuelta al país vasco

Eraso: «Ha sido una edición muy positiva tanto en lo deportivo como en lo organizativo»

  • Julián Eraso Presidente de OCE, Se declara «satisfecho» con el resultado de la edición del relevo al frente de la organización en la Vuelta al País Vasco

Al ver a Alejandro Valverde, Alberto Contador y Jon Izagirre en el podio final, a Julián Eraso se le ilumina la cara. Un trío de campanillas que hace bueno todo el trabajo realizado en un año especial, en el que el grupo que dirige ha tomado las riendas de Organizaciones Ciclistas Euskadi.

- ¿Qué balance hace de la Vuelta al País Vasco recién concluida?

- Ha sido una edición muy positiva. Después de franquear todas las dificultades que hemos tenido, estamos satisfechos con la carrera tanto desde el punto de vista deportivo como organizativo. Hasta hemos tenido suerte con el tiempo, que es algo que no podemos controlar.

- Ver un podio con Valverde, Contador y Jon Izagirre debe de ser una bendición para un organizador.

- Es un podio fantástico, una de esas combinaciones que se da de tanto en tanto. Todos son figuras y los tres son corredores del pelotón local, algo muy difícil de ver en una prueba de categoría World Tour. No se había dado desde 2009 con Alberto Contador, Toni Colom y Samuel Sánchez. Estamos todos satisfechos con el resultado de la carrera, tanto organizadores, como público, como prensa.

- Cuando habla de dificultades, ¿se refiere al relevo al frente de la organización de la carrera?

- Desde siempre, la Vuelta al País Vasco es una gran carrera, a través de las diferentes ediciones y por el trabajo que se ha venido realizando. Nosotros queremos seguir con esa tradición. El listón está muy alto y queremos mantenerlo ahí. Hemos tenido la suerte de ser personas que sabemos cómo se mueve el ciclismo, que tenemos detrás el bagaje de organizadores con la Euskal Bizikleta y por eso hemos podido mantener con claridad esa imagen de calidad que tenía.

- ¿Qué parte de la carrera estaba ya cerrada antes del relevo y cuál quedaba pendiente?

- El cambio ha generado mucho trabajo. Hemos tenido que hacer muchas cosas en poco tiempo desde mediados de enero. No ha llegado a tres meses. Preparar una carrera de esta categoría en ese plazo para no defraudar a nadie ha supuesto un esfuerzo importante. Ese bagaje histórico de la Euskal Bizikleta del que hablaba nos ha permitido aplicar conocimientos y ponerlos en práctica otra vez. Ha sido una puesta a punto explosiva y lo hemos sabido llevar adelante.

- ¿Cuál fue la herencia que recibieron del anterior equipo?

- Como explicó bien José Luis Arrieta en una entrevista en EL DIARIO VASCO, los anteriores nos dejaron los contratos trianuales firmados del Gran Premio, el Gobierno y Eurosport. Eso es algo muy importante y una tranquilidad.

- ¿Y el recorrido?

- Lo hemos tenido que hacer a partir del 17 de enero. Estaban pendientes los recorridos y los reglamentos y no se había ido a inspeccionar las etapas. A nivel organizativo partimos de cero y ha sido un trabajo muy duro con plazos exigentes. Hemos andado a la carrera, a costa de muchas horas de sueño y de no estar en casa.

- ¿No había ni salidas ni metas?

- Las metas estaban fijadas de antemano, y faltaba por concretar Donostia a principios de enero. A partir de ahí, fuimos haciendo los reglamentos, la guía técnica, los recorridos y los trámites.

- Precisamente el recorrido ha generado alguna crítica, por su falta de dureza.

- En años anteriores también se decidió la Vuelta en la última etapa y si repasamos el año pasado, por ejemplo, vemos que hubo llegadas al sprint prácticamente todos los días. No porque el recorrido sea más duro va a haber más batalla. En el ciclismo moderno hay guiones preconcebidos que se repiten. Se deja una escapada de salida para tener el control de la carrera y se les mantiene delante hasta que el pelotón toca la corneta. En los últimos kilómetros se desarrolla la batalla y se disputa la etapa, tenga el perfil que tenga.

- ¿Qué responde a quienes piensan que la Itzulia se ha apartado de su identidad este año?

- Antes se realizaban recorridos clásicos, duros, con sorpresas y trampas. Pero es muy difícil encontrar alguna trampa que los corredores no puedan solventar. Todo el mundo conoce el recorrido y lo prepara. La dureza la ponen los ciclistas con su actitud.

- ¿Qué buscaban con el regreso a las cuatro capitales después de tantos años?

- Ha sido una coincidencia. Teníamos cerrado Bilbao, Vitoria y Pamplona, y Donostia se apuntó a última hora porque no quería quedarse fuera. Hemos unido las cuatro capitales y Eibar, que para los eibarreses es nuestra capital.

- Quedan por delante dos años comprometidos de la Itzulia con la ciudad armera...

- Así es, 2018 y 2019. El compromiso no incluye necesariamente que sea final de Vuelta. El año que viene, aunque todavía está sin confirmar, saldremos de Eibar y la Itzulia terminará en Orio. Es un compromiso que tenía adquirido José Luis Arrieta y que vamos a respetar. La salida será en Eibar el Lunes de Pascua.

- Para la próxima edición falta un año. Con tiempo para trabajar, ¿introducirán muchos cambios?

- Lo que está bien no hay que cambiarlo. La tónica seguirá. Estamos abiertos a sugerencias, pero es complicado en una vuelta de seis días. En las prioridades que tenemos no se incluyen cambios bruscos. Hemos seguido la línea de trabajo de la gente anterior, un equipo que trabajó bien, y no pensamos cambiar.

- La presencia de gente de ASO y Unipublic ha sido visible en la carrera, con Javier Guillén a la cabeza. ¿Qué significa eso?

- Nosotros tenemos muy buena relación con Burgos, Asturias y con la Vuelta a España, y realizamos visitas mutuas. Ha sido una devolución de la visita. Han estado dos días aquí.

- ¿Van a vender la carrera a ASO?

- No hay nada más que eso que he comentado. Todo lo demás son rumores, como la repetición de un acuerdo comercial tipo el de la Volta a Catalunya que, dicho sea de paso, no creo que sea malo. Es una baza, la comercial, que nosotros no tenemos demasiado. Somos organizadores de pico y pala.

- ¿Gestionará Unipublic ese campo a partir de ahora?

- En publicidad nos hace falta hacer más. Si alguien que te puede encontrar contratos de patrocinio viene, le escucharemos. Intentaremos que la gente que sabe vender nos venda la publicidad. Con ASO, de momento, no hay nada. Se ofrecieron a ayudarnos y ya se ha percibido con los equipos de informática, los camiones y otras cosas, a través de la empresa MyM, que lo hace en la Vuelta a España. Se ha notado un cambio. Hemos aprovechado sus ideas, experiencia y saber hacer.

- Así que están abiertos a esa colaboración.

- Se ofrecieron y son profesionales. Hay que saber escuchar y estamos abiertos a todos los que quieran venir a ayudar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate