Diario Vasco

vuelta al país vasco

Valverde corrige la historia

  • El murciano gana la Vuelta al País Vasco, una de las pocas carreras que faltaban en su palmarés

  • El líder del Movistar puede en la contrarreloj de Eibar con Contador y Jon Izagirre, que le escoltan en el podio

Alejandro Valverde (Movistar) corrigió una anormalidad histórica, la ausencia de su nombre en el palmarés de la Vuelta al País Vasco. El murciano, ganador de todo lo imaginable en los mejores escenarios del ciclismo mundial, no tenía en su palmarés la Itzulia, con la que mantenía una relación ambigua. Su amor por la carrera no se veía correspondido. Desde 2006 no ganaba una etapa. Nunca se había adjudicado la general y solo en una ocasión había subido al podio. Ayer, once años después de aquel triunfo, una eternidad para un ciclista como Valverde que gana con puntualidad de reloj suizo, se adjudicó por fin la Vuelta al País Vasco. Su explosión de alegría nada más cruzar la meta, a la altura de la catedral de la pelota, el frontón Astelena, explicaba sin necesidad de palabras la importancia que otorgaba a su victoria.

Valverde completó uno de los escasos huecos que quedaban en su palmarés, repleto hasta los bordes. La de ayer fue su victoria 106. Ha ganado todo, lo más importante y la carrera más pequeña, corriendo para ganar siempre. Algo que solo es posible imaginar en alguien que ama profundamente el ciclismo, que da toda la importancia a cada carrera que corre, que disfruta compitiendo y luchando por la victoria, en Lieja o en el último pueblo del último país. Que este ciclista irrepetible no tuviera en su palmarés la Vuelta al País Vasco era una excepción casi inexplicable.

Ayer, en lo que debería de ser el ocaso de su carrera y está resultando otro más de sus incontables momentos culminantes, corrigió esa rareza.

No es solo que haya pisado el podio de la Vuelta y el Tour, que también tenga etapas en el Giro, que gane cuando quiere en Lieja y en Flecha Valona, que no haya rincón del mundo donde no haya levantado los brazos, es que Valverde ha ganado en Euskadi desde que era cadete, juvenil, aficionado, en Segura, en Donostia, en... No podía no tener la Itzulia. Ya la tiene. Y bien que se lo reconoció la afición, apostada en gran número en el trazado de la crono y llenando la plaza Unzaga de Eibar.

Podio de prestigio

Como corresponde a un ciclista como él, Valverde se hizo acompañar en el podio por la aristocracia del ciclismo. A sus lados, el gran Alberto Contador (Trek) y Jon Izagirre (Bahrain), el magnífico corredor de Ormaiztegi. Qué menos que un aurresku de honor para celebrar semejante podio.

Esos dos nombres engrandecieron aún más el triunfo de Valverde, que terminó ganando con solvencia, 17 segundos sobre Contador y 21 sobre Izagirre, pero que tuvo que sufrir.

La elección táctica del líder del Trek de afrontar el primer tramo de carrera con una bici convencional y cambiar a la cabra para la fase final hizo que el madrileño ganase ventaja en la subida y que Valverde debiera remontar en la segunda parte. Los números decían que Contador había perdido fuelle en el segundo parcial, pero había que remontar y Valverde no igualó la desventaja casi hasta la salida de Soraluze, a las puertas de Eibar. Tener las referencias también favoreció al líder, que para eso es líder y sale el último.

La carrera quedó definida pronto y enseguida se comprobó que solo Valverde, Contador y Jon Izagirre tendrían opciones. Ni Urán, ni Meintjes, ni Henao, ni Bardet -que una vez más se perdió en una crono, lo que es todo un hándicap pensando en el Tour de Francia- entraron en la lucha por la victoria.

Muy bien Izagirre

Jon Izagirre lo intentó y realizó una buena contrarreloj, pero necesitaba una extraordinaria y no la encontró. Rodó fuerte, con un desarrollo largo, pero no se sacó de las piernas la crono de su vida, la que habría necesitado para ganar la Itzulia.

La Vuelta tenía un recorrido ideal para sus características y el ormaiztegiarra no ha decepcionado. Sube al podio final por segunda vez en su carrera y ha luchado por el triunfo hasta la última línea de meta. Su rendimiento es seguro, es un ciclista sólido y lo ha vuelto a demostrar. Esta clase de rondas de una semana son su hábitat natural y siempre da la talla. Ayer, solo Roglic y Valverde le superaron en la crono.

La etapa fue para el esloveno, que se marcha de Euskadi con el doble de victorias de las que tenía hace una semana. Llegó con dos, una etapa del Giro y la Vuelta al Algarve, y se marcha con cuatro, tras las etapas de Bilbao y de ayer en Eibar. Era el único especialista puro contra el crono y le sacó partido.

La Itzulia más atípica

Termina la Itzulia más atípica con un podio copado por los grandes favoritos. No ha habido la dureza de otros años, solo se ha disputado una etapa de montaña y la crono era de una longitud más propia de una carrera de tres semanas que de una vuelta de seis días.

Todo era atípico pero los mejores se las han arreglado para demostrar su superioridad. Eso es algo común en todos los deportes. Los grandes siempre son grandes, llueva o haga sol, haya o no haya terreno.

El resultado confirma un año más a la Vuelta al País Vasco entre las mejores carreras del mundo, con un palmarés de lujo. Es una prueba reservada para los mejores de cada época y Valverde, un campeón que atraviesa varias generaciones, no podía faltar en ese libro de oro. Ganó el mejor entre los mejores.

Directo

Termina nuestra retransmisión de la Vuelta al País Vasco. ¡Hasta la próxima edición!

Clasificación general: VALVERDE (MOV,111) 20:41:25 / CONTADOR (TFS,1) +17'' / IZAGIRRE (TBM.31) +21''

ROGLIC (TLJ,161) ganador de la 6ª etapa y VALVERDE (MOV,111) ganador de la Itzulia

VALVERDE (MOV,111) se hace con esta edición de la Vuelta al País Vasco

VALVERDE (MOV,111) 36' 07'' segundo mejor tiempo

CONTADOR (TFS,1) líder provisional de la general con 20:41:42

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate