Diario Vasco
Simon Yates, listo para tomar la salida en la plaza del Castillo de Pamplona.
Simon Yates, listo para tomar la salida en la plaza del Castillo de Pamplona. / MICHELENA

Simon Yates: «Me gustan los tipos apasionados con el deporte y el equipo como Mourinho»

  • Simon Yates, Ciclista de Orica-Scott

  • Se considera una persona «sencilla» en su día a día salvo si se pone un dorsal y le da por anhelar el Tour

A base de verle levantar los brazos, de asomar en los podios, uno casi se olvida de que Simon Yates (Bury, Gran Mánchester) aún solo tiene 24 años, como su gemelo Adam. Tras conocer el Tour y ser sexto en la última Vuelta a España -con triunfo de etapa incluido-, este año va a dar un paso más, al afrontar por primera vez dos rondas de tres semanas, el Giro y el Tour. «Hay que dar los pasos uno a uno, no tengo prisa».

- ¿Le siguen preguntando por sus inicios en la pista o por su fichaje por el Orica siendo inglés, o siente que ya conocemos tu historia?

- Umm. A veces. Creo que depende de la carrera. Me gusta correr en el País Vasco porque la gente me conoce. En España o Francia los periodistas me conocen, hay algo más de atención; y eso siempre está bien.

- ¿Volverá algún día a la pista?

- Quizás algún día. Por ahora me centro totalmente en la carretera. Es bueno combinar ambos, pero es muy difícil durante la temporada. Me gustaría volver en los próximos años en el invierno.

- No tanta gente conoce que ganó el Mundial de puntuación en 2013.

- No, no lo creo. Muchos ciclistas que solo han corrido en carretera no siguen la pista, ni saben quién gana. Solo unos pocos compaginan pista y ruta. Cuando pasé a profesionales dejé la pista, así que no creo que muchos que conozcan mi pasado.

- ¿Qué recuerda de aquel Mundial? Le llevaron a última hora.

- Tengo unos recuerdos estupendos. Era mi último año en la Great Britain Cycling Team Academy. Fui a Australia en invierno y entrené muy duro, y al volver seguí entrenando mucho y todo pareció encajar. Estaba muy tranquilo por la carrera: sabía que tenía la forma, que tenía buenas piernas, y creo que esa fue una de las razones por las que gané.

- ¿Brad Wiggings o Chris Froome?

- Ohhhh. Incluso cuando era más joven, nunca tuve ídolos. Empecé a correr en carretera bastante tarde y el ciclismo no era muy popular en Gran Bretaña. Así que cuando estaba creciendo no tenía a alguien a quien admirase especialmente. Y es lo mismo ahora: hago mis propias carreras, ellos son grandes estrellas y todo el mundo los conoce en Gran Bretaña pero realmente no admiraba a nadie cuando era más joven.

- Está feliz en Orica, pero ¿sus amigos le piden que fiche por el Sky?

- (ríe) No, no, no. Estoy muy contento desde el principio, ellos entendieron lo que necesitaba y cómo lo necesitaba, me dieron la oportunidad de liderar el equipo desde muy pronto, cuando aún tenía 21, 22 años. He liderado al equipo en País Vasco, en París Niza, todas las grandes carreras... Continúan confiando en mí como corredor. Ha sido un largo camino, aún tengo dos años más en Orica y no se me pasa por la cabeza cambiar de equipo.

- ¿Cómo es la relación con su hermano Adam?

- Somos gemelos y tenemos una relación muy cercana, hablamos todo el tiempo, corremos muy bien juntos y también entrenamos mucho juntos, lo que es estupendo, porque es más fácil para la cabeza.

- De amateur, Adam fue a Francia y Simon siguió en Gran Bretaña. ¿Cómo recuerda la separación?

- Estuvo bien, era parecido a ahora: yo estoy en País Vasco y él corrió en Catalunya. Hablamos por teléfono, una llamada rápida para contamos qué ha pasado en la carrera... Para él vivir en Francia fue algo muy importante. Antes de eso, él era un buen corredor, pero... a ver cómo explico esto. Corriendo en la pista, yo era primero o segundo y él, segundo o tercero. Él tenía que dar un paso más. Creo que trasladándose a Francia, con su vida allí como profesional y un equipo fantástico que le apoyó, encontró lo que necesitaba para dar ese paso adelante, y mira ahora, es un gran corredor.

- ¿Quién apoya más a quién?

- (Risas) Antes yo era el más fuerte, pero ahora creo que es al revés (más risas). No sé cómo contestar, los dos somos buenos.

- Este año los dos harán Giro y Vuelta en lugar del Tour. ¿Por qué?

- Por varias razones. La principal es el desarrollo. Soy un corredor muy joven, tengo todavía 24 años. Vamos a hacer dos grandes vueltas en un año. Necesitas una gran fuerza para ser competitivo durante tres semanas. Espero tener una larga carrera, diez años más al menos... Es mucho tiempo, no hay necesidad de correr, de ir deprisa.

- Cuando le entrevistamos hace un año no había ganado en la Vuelta a España ni en la París-Niza. ¿Le han cambiado algo esos éxitos?

- Recuerdo la entrevista. Fue en el hotel. No, no creo. Sigo siendo muy joven, entonces tenía 23. Estoy madurando como corredor, es una progresión natural. Cuanto más compites, cuanto más carreras y rutas conoces, se nota una gran diferencia. Por ejemplo, en París Niza era el mismo final que en 2014, en mi primer año de profesional. Se nota mucho tener tres o cuatro años de experiencia.

- ¿Cuándo empezó a pesar que podría ser un buen corredor?

- ¡Muy joven! (Risas). Cuando empecé a correr, disfrutaba corriendo, disfrutaba ganando, me gustaba atacar, hacer carreras duras, estaba muy comprometido y solo quería correr. Por supuesto, mi sueño era correr las grandes carreras, el Tour, la Vuelta, el Giro, pero es una progresión muy lenta, cada año intento hacerlo lo mejor que puedo. He estado siempre cerca del 'top' del grupo de mi edad desde que tenía 16 años. Con 17 fui campeón mundial en pista, y entonces pensaba que era posible ser uno de los mejores de mi edad. Continué trabajando y haciendo lo mejor que podía, y con 20 años fui campeón del mundo como mencionamos antes. Entonces pensé 'puedo seguir y con suerte ser profesional'. A finales de ese 2013, fui al Tour del Porvenir, todo el mundo decía que esta era la gran carrera, y me salió bien (ganó dos etapas) y pensé que quizá podría convertirme en profesional; hasta después de esa carrera no supe que lo sería. Desde muy pronto empecé a soñar con ser un gran corredor, pero nunca lo sabes. Nadie lo sabe.

- Y de pronto se ve con Contador, con Henao, con Valverde...

- No. Quizá dentro de unos años puedo estar en la meta con ellos y quizá puedo ganarles, pero, como dije, es un proceso muy lento. Ahora creo que soy lo suficientemente bueno para estar en la parte delantera con ellos. Esta es una profesión que siempre es dura, con muchos ciclistas fuertes. Veremos...

- ¿Sigue viviendo en Manchester?

- Vivo en Manchester a veces, tengo un pequeño apartamento allí, pero la mayor parte del tiempo lo paso en Andorra, donde también tengo un pequeño apartamento. También paso mucho tiempo en Francia con mi novia, que es francesa, y entreno en los Alpes, un lugar hermoso, muy bueno para entrenar. Paso tiempo en todas partes, pero principalmente en Andorra.

- ¿Entrena solo por Andorra?

- Con mi hermano, aunque hay más profesionales. Si tú quieres entrenar, hay muchos que también viven allí a tiempo completo, como algunos ciclistas del Movistar. Pero a veces prefiero entrenar por mi cuenta. El ciclismo es un deporte muy científico, tienes que hacer esfuerzos muy específicos, individuales. Rodando en grupo es fácil tener una conversación agradable, pero a veces es mejor entrenar solo.

- ¿Qué le gusta hacer cuando está en casa? ¿Cine, fútbol?

- Buena pregunta. Muchas cosas. Me gusta mucho jugar a videojuegos, soy muy aficionado al FIFA Fútbol, especialmente con mi hermano... Me gusta el fútbol, el Manchester United: lo estamos haciendo bien, aunque podíamos ir mejor, pero está bien. Pasar tiempo con mi novia, ver películas, relajarse, pequeños paseos. Me gusta la vida sencilla, muy sencilla. Es lo que tienes que hacer como corredor profesional: entrenar es duro, competir es duro, y tienes que relajarte cuando puedes. Yo me puedo relajar muy fácilmente (ríe) porque el ciclismo es muy duro.

- En España hubo un debate entre Mourinho y Guardiola, que están en Manchester. ¿Cuál prefiere?

- (ríe) Prefiero Mourinho, ya era un gran fan suyo cuando entrenaba al Chelsea. Es una persona muy carismática, lleno de vida, creo que es bueno para el equipo y para los aficionados. Me gusta ver tipos apasionados con el deporte y con el equipo, creo que es un buen entrenador. Es bueno para el Manchester.

- Pero le está costando al United...

- Podía irnos mejor, pero estamos de vuelta en la Champions League, tenemos un buen equipo, necesitamos hacer que las cosas funcionen.

- ¿Cuál es su límite en el ciclismo?

- No lo sé, por ahora creo que no lo he encontrado aún. Como dije antes, sigo progresando como corredor. Hay muchas carreras que estoy esperando correr, como el Giro este año. Me gustaría intentar ganar el Tour y eso no ha cambiado, sigo viéndolo como una meta en el futuro, pero no estoy estresado, no tengo prisa por conseguirlo, espero tener muchos años por delante. Hay que ser paciente, no podemos preocuparnos por las cosas futuras, hay que centrarse en la próxima semana o el próximo mes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate