Diario Vasco

vuelta al país vasco

«Marc Soler se sale de lo normal»

Marc Soler, en el autobús del Movistar en la Volta.
Marc Soler, en el autobús del Movistar en la Volta. / EFE
  • «Eusebio Unzue me llamó entusiasmado al final de la Volta y me dijo 'este chaval va sin cadena'»

  • Manolo Azcona, su director en el Lizarte, no ve límites a su potencial

Marc Soler (Movistar) se ha destapado para el gran público en la Volta a Catalunya, donde ha sido tercero en la general tras Valverde y Contador y en la llegada a La Molina descolgó al mismísimo Chris Froome. Es de Vilanova i la Geltrú, tiene 23 años y ganó el Tour del Porvenir en 2015. Movistar le ha inscrito para la Vuelta al País Vasco, aunque su presencia no está aún confirmada al cien por cien al lado de Valverde, que es fijo.

Hijo de bombero, su descubridor fue Manolo Azcona, director del equipo Lizarte de aficionados, que le subió de juveniles. «Conocía sus condiciones, pero nunca se sabe lo que puede pasar. Marc Soler hacía cosas que se salían de lo normal, como sus victorias en Vuelta al Bidasoa, Zamora o Urduliz. Era impresionante. Tiene un poderío terrible. Le dije a Eusebio Unzue que iba a ser el futuro del ciclismo español, el corredor con más talento sin duda».

Azcona le captó «después de verle en juveniles. El primer año andaba una barbaridad y el segundo se salía de lo normal. Hablé con él y conseguí ficharle. El segundo año de aficionados Eusebio le quería pasar, pero yo le pedí que le dejara un año más para que se hiciera hombre. Era muy niño, necesitaba madurar y poner la cabeza en su sitio».

En cuanto al potencial de Soler, el director del Lizarte no alberga dudas. «Tiene un motorazo. Posee las condiciones para ser un fenómeno, como ya se ha visto en París-Niza y Cataluña, donde se ha codeado con los mejores del mundo».

A la pregunta de cuántas veces le ha llamado Eusebio Unzue para darle las gracias por recomendarle a Soler, Azcona sonríe: «El mismo domingo me llamó desde Barcelona y me dijo, 'Manolo, este chaval va sin cadena'. Estaba entusiamado. La verdad es que están contentos con todos los chavales nuestros que están pasando».

El director navarro advierte, sin embargo, de que «el potencial está ahí pero nunca se sabe qué puede pasar. Para llegar a lo más alto influyen muchos factores». Coloca a Soler junto a Klaus Moller y Andrey Amador como los mejores corredores que ha dirigido.

Cree que es un corredor hecho «para pelear en las vueltas de tres semanas, tanto Vuelta como Giro y Tour de Francia. Pero es muy difícil llegar a eso, porque además de condiciones hay que saber llevar la presión de liderar un equipo entero en una cita así. Pero es el futuro del ciclismo».

«Había que frenarle»

Sobre la personalidad de Marc Soler, Azcona recuerda que «era como los jóvenes de hoy en día. Un jovenzuelo un poco cabeza loca. Le gustaba pasárselo bien y se lo tomaba todo a broma, pero buen chaval. Muy normal. No era de esos echados para adelante».

En la bici, en cambio, se transformaba. «Era lo contrario a todos los demás. Había que frenarle. Arrancaba en todos los lados. Si había diez escapadas se metía en las diez y, claro, así no ganaba nunca. Pero intentamos ir formándole, fue madurando y, con las condiciones que tiene, ahí está».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate