Diario Vasco

VUELTA PAIS VASCO

Los secretos de la nueva subida a Arrate en la Vuelta al País Vasco

  • La nueva ascensión cuenta con rampas de casi el 20%. «Te aseguro que el pelotón va a romperse», sentencia José Luis Arrieta, presidente de la carrera

Existe enorme expectación entre la afición al ciclismo por lo que puede deparar la jornada de hoy entre Orio y Arrate por la inclusión de una nueva subida que parte de Eibar y concluye en las proximidades del santuario. Se empleará para el primero de los dos pasos por Ixua-Usartza (15.56). Desde allí hasta la meta, a la que se accederá por el camino tradicional a Arrate, restarán 35 kilómetros que incluyen el paso por el alto de San Miguel tras bajar hacia Etxebarria.

El camino parte del polígono industrial de Matsaria, nombre de esa zona de Eibar. José Luis Arrieta, presidente de la Vuelta al País Vasco, apunta que «tiene 3,700 kilómetros de ascensión. En las últimas ediciones de la Vuelta al País Vasco habíamos comprobado que Ixua no rompía mucho y los propios eibartarras que forman parte de nuestra organización propusieron esa ruta. Fuimos a verla para disponer de una opinión más certera. Hacían falta unos arreglos y se han llevado a cabo».

Se asfaltó buena parte de ella, aunque el último tramo, de aproximadamente un kilómetro, presenta aún firme de cemento. «Estuve el martes con Marino Lejarreta y me dijo que el cemento no es problema para una ascensión, sí en cambio para una bajada. No es el caso», asegura José Luis Arrieta. «El verdadero problema del cemento es el hielo. Alguna vez nos planteamos llegar a Aralar desde Uharte Arakil, pero lo descartamos por ese temor. Una etapa de la Vuelta a España terminó allí, pero en septiembre, en verano. No es lo mismo ir en abril, cuando la primavera acaba de empezar. Hemos tenido nieve más de una vez a primeros de abril».

Acaba al lado de Usartza

La carretera de Matsaria se une al trazado tradicional de Arrate muy cerca de donde la organización instala la pancarta del alto de Usartza. Desde ese punto descenderán hasta el cruce de Ixua para desviarse a la derecha, pasar por la cumbre de ese nombre e iniciar el circuito final por Etxebarria, San Miguel, Elgoibar, de nuevo Eibar y la ascensión final al Arrate tradicional.

La pendiente media de los 3,7 kilómetros de esta nueva ascensión es del 10,95%. Presenta además rampas del 19,8% en el segundo kilómetro. «Te aseguro que el pelotón va a romperse», sentencia el presidente de la carrera. «Desde el alto hasta meta quedará mucha distancia para que los equipos se reorganicen. Pero Matsaria va a proporcionar alternativas de carrera».

La estrechez de la carretera impone cierto respeto. La organización ha adoptado medidas. Arrieta da cuenta de ellas. «Tanto en el muro de Aia como en Matsaria cada equipo solo podrá llevar un vehículo de asistencia para cubrir cualquier contingencia de los corredores. Tampoco las motos, salvo las estrictamente necesarias, y los coches de prensa pasarán por ese punto. Los desviaremos por una ruta alternativa para reincorporarse en Aia, hoy, y en el cruce de Ixua, mañana».

Quedará de postre para el sábado la subida a Arrate por Azitain, otra de las novedades del recorrido de 2016.