Mikel Landa: «Vengo de ganar en Italia, pero la Itzulia tiene más nivel»

Mikel Landa llevará el dorsal 1 de la Itzulia./AFP
Mikel Landa llevará el dorsal 1 de la Itzulia. / AFP

LUIS GUINEAESTELLA.

Mikel Landa corrió ayer el Gran Premio Miguel Indurain pensando ya en la Itzulia, a la que llega con solo ocho días de competición en las piernas debido a su caída a principios de año en la Challenge de Mallorca. Pero en ocho días le ha dado tiempo ha ganar una carrera.

- ¿Cómo está?

- Acabo de salir de la fractura de clavícula que me hice en Mallorca. He vuelto a competir, y poco a poco voy adquiriendo confianza otra vez y cogiendo una dinámica positiva.

- La victoria en la Coppi-Bartali le habrá servido.

- Sí, mucho. Me ha venido muy bien para la confianza, no la esperaba.

- ¿Cuánto ha perdido?

- De forma creo que no estoy mal de todo, pero lo que me falta es ritmo de competición. En el tiempo que he estado parado he hecho mucho rodillo, y me he cuidado con las comidas todo lo que he podido. Pero soy consciente de que vengo a competir contra gente que tiene mucho más ritmo que yo. La gente viene de Tirreno, París-Niza, de la Volta, y eso se nota.

- Ha estado viendo, entre otras, la etapa del sterrato de la Itzulia que termina en Gorraiz, ¿qué sensaciones se ha llevado?

- Me parece una etapa muy peligrosa, todo el mundo sabe de antemano que hay zonas que tienen mucho peligro y eso va a generar mucha tensión para coger la posición. Hay zonas que parecen elegidas a posta.

- ¿Qué es lo más peligroso?

- La bajada de tierra hacia Ustarroz tiene alguna curva peligrosa, y sobre todo los cruces. Es una etapa con muchísimos cambios de dirección en urbanizaciones, pueblos... Eso es lo que más me ha asustado.

- ¿Se maneja bien ahí?

- No me manejo mal, y con la ayuda del equipo espero pasarlo bien. Pero vengo de una lesión, y no quiero volver a irme al suelo.

- ¿Qué idea tiene en la Itzulia?

- Me gustaría disputarla, pero no sé cómo estoy. Vengo de ganar en Italia, pero no sé realmente cuál es mi nivel. Aquí habrá mucho más nivel que en Italia. Iré día a día.

- El recorrido es muy exigente.

- Sí, en la línea de todos estos años. La crono es muy dura y va a marcar las primeras diferencias, en la etapa de Gorraiz hay que salvar el día sin percances. Y luego quedan los dos últimos días, que son muy duros con Arrate y la etapa de Eibar.

- En cualquier caso usted mira más al Giro de Italia.

- Sí, es mi objetivo junto con el Tour de Francia. Tengo la cabeza en el Giro, pero aquí lo quiero hacer bien.

- Hace unas semanas dijo que, a pesar de la lesión, va en tiempo y forma para llegar bien al Giro.

- Sí, totalmente. Ha sido muy importante cuidarme bien en las comidas y hacer rodillo en el tiempo que he estado lesionado. Ahora ya es afinar la forma.

- ¿Le gusta la próxima edición del Giro?

- He visto algunas etapas y me gusta el recorrido. Me parece un Giro duro, exigente, y en mi caso las contrarreloj me van a condicionar un poco. Pero la última semana es durísima.

- Y con más candidatos a la victoria que nunca.

- Sí, es verdad. Parece que este año todo el mundo quiere optar al Giro. A mí es algo que me gusta y me motiva, porque la carrera va a estar mucho más abierta y con muchos frentes abiertos.