Vuelta al País Vasco

Hugh Carthy (Education First-Drapac-Cannondale): «Me he visto al lado de Nairo y Contador, pero aún debo hallar mi sitio en el pelotón»

El inglés Hugh Carthy posa para la entrevista justo antes de iniciar el calentamiento para la contrarreloj de ayer en Lodosa./MICHELENA
El inglés Hugh Carthy posa para la entrevista justo antes de iniciar el calentamiento para la contrarreloj de ayer en Lodosa. / MICHELENA

Con 1,93 metros de altura, el espigado inglés de 23 años, que reside en Pamplona y corre en un equipo norteamericano, no pasa desapercibido. Y menos sobre la bicicleta

OSKAR ORTIZ DE GUINEALODOSA.

Con 21 años, Hugh Carthy -natural de Preston (Lancashire), próximo a Mánchester- ganó la Vuelta a Asturias tras triunfar en el Acebo y se coló en el top-10 de una carrera como la Volta a Catalunya. En su segunda campaña en el Education First-Drapac, busca dar otro paso como corredor, tras acusar en 2017 el cambio de equipo. «Tiene detalles muy buenos. Es joven y aún le falta consolidarse, pero es buen corredor», opina de él su director, el irundarra Juanma Garate.

- Está afincado en Pamplona, así que aquí en Lodosa se sentirá como en casa...

- Vivo en Pamplona desde que fiché por el Caja Rural y estoy muy a gusto aquí. Así que ¿por qué cambiar? Es una ciudad muy cómoda y esta zona está muy bien para entrenar. Hay una buena calidad de vida, y tengo amigos para poder tomar un café o salir a cenar. Dentro de lo que es la vida de un ciclista, intento vivir bien. Supongo que como todos (sonríe).

«Soy joven y he ganado alguna carrera pequeña pero hay más jóvenes que han ganado más»

- Creo que llegó a Caja Rural porque su mánager es español.

- Así es. Podía haber acabado en cualquier sitio. Pero tuve la oportunidad de fichar por el Caja Rural. Lo único que sabía del equipo era que corría la Vuelta a España y poco más. Tuve que informarme en internet.

- No se arrepentiría viendo cómo le fue.

- No. Tengo un gran recuerdo. Estuve muy a gusto y con Eugenio Goikoetxea, por ejemplo, mantengo buena relación. Es un buen equipo y sobre todo buena gente. Me dieron un buen calendario y no tengo más que buenas palabras para Caja Rural. Además, me dio la posibilidad de aprender un idioma, de hacer nuevos amigos, conocer otra cultura, una ciudad como Pamplona...

- Llama la atención lo bien que habla en castellano, que creo que lo aprendió junto a Heiner Parra...

- Compartíamos piso. La verdad es que a las dos o tres semanas de venir ya había cogido un nivel bastante alto. Antes no hablaba más que inglés, y no sé si tengo facilidad para los idiomas, pero el español lo cogí rápido. En francés o italiano solo sé algunas palabras.

- Ahora vive solo. ¿Qué tal vive un joven inglés solo en Pamplona?

- Bien. No tengo problema. Me dedico a entrenar, descansar, cocinar, estar en casa, tomar algún café... Lo normal. Llevo una vida tranquila cuando estoy en casa.

- ¿Cómo se está encontrando en la Itzulia? En la Volta a Catalunya acreditó un buen estado de forma.

- Llegaba en buena condición, pero la Vuelta al País Vasco es muy dura. Todos los días hay subidas, a veces además con mal tiempo... En la tercera etapa estaba el peligro del viento... Si quieres disputar la general aquí, tienes que estar a 100%. Para mí no es la carrera que mejor me va, porque las subidas son muy cortas, con mucha pendiente. No digo que me la tome como entrenamiento, pero sí espero mejorar mi condición aquí de cara a las próximas carreras, que son mejores para mí y espero poder rendir bien. El nivel siempre es muy alto. En 2015 debuté aquí en una carrera World Tour, y ya comprobé la diferencia de ritmo en este tipo de carreras.

- Le iba mejor Catalunya, con puertos más largos y no tan explosivos.

- Sí, en Catalunya los puertos son más largos y con unas pendientes menores que en el País Vasco. Tuvimos algo de lluvia y mucho frío, pero fue una buena carrera.

- Lástima del último día.

- Sí, se me rompió la cadena el último día, el coche del equipo estaba lejos y el coche neutro me dejó una bici. Perdí mi puesto en el top-10 y acabé el trece. Es una pena pero esas cosas pasan. Y hay que aprender también de eso. Pero yo prefiero recordar las cosas buenas de la semana, quedarme con que mi rendimiento fue bueno y mirar a los siguientes objetivos.

- ¿Romandía y el Giro de Italia?

- Sí. Al Giro no quiero ir pensando en la general, sino para ayudar a Michael Woods. Él va a intentar hacer una buena general y yo quiero estar a su lado en la montaña, ayudando todo lo que pueda. Poder estar con él en la tercera semana de una gran vuelta sería importante para mí.

- ¿Considera que por este tipo de carreras puede ir su carrera?

- No lo sé. Soy bastante joven todavía. Algunos corredores maduran más rápido que otros, y en las vueltas de tres semanas no sé cuál puede ser mi rendimiento. Aún es pronto. Voy a empezar este Giro con calma, y veremos qué tal se me da.

«Aunque soy de cerca de Mánchester, no soy nada futbolero; en casa siempre hubo bicicletas»

- Ya corrió una Vuelta con el Caja Rural y el Giro en este equipo.

Sí, en esas dos grandes vueltas aprendí mucho sobre cómo afrontar este tipo de carreras. Pero ahora solo quiero centrarme en mi labor en el Giro y hacer un buen papel ayudando a Woods.

- ¿Qué aprendió?

- Que hay que saber correr. En la primera semana hay que ir con tranquilidad, sin perder tiempo. En la segunda suele ser parecido, porque las grandes vueltas se suelen decidir sobre todo en la tercera semana. Por lo tanto, si algo he aprendido es que hay que saber cuándo gastar las energías. Eso es muy importante para llegar bien a los últimos días.

- Tras dos años muy prometedores en el Caja Rural, en 2017 pasó a este equipo (Cannondale), pero no brilló tanto. ¿Qué paso?

- Creo que acusó un poco la adaptación a un equipo nuevo. Este año estoy más acostumbrado a la filosofía del equipo, a cómo se trabaja, y me veo mejor. Me lo he tomado más tranquilo, más relajado.

- ¿Se presionó mucho en 2017?

- No, no, no, nada, nada. No tuve ningún problema en ese sentido. El equipo tampoco me presionó nada. Solo que te encuentras en una disciplina diferente, con gente y hábitos diferentes. Hay corredores que no acusan un cambio de equipo y otros sí. No le doy más vueltas pero no pude hacer muchos resultados.

- ¿Termina contrato este año?

- Sí, pero es algo que aún no me preocupa. Esta es mi tercera carrera de la temporada y falta mucho. No he hablado con ningún equipo ni tampoco me han dicho nada en este. Aún falta mucho, pero estoy a gusto aquí.

- Como joven inglés que es, ¿le tienta el Sky?

- Yo creo que en cada momento he estado en el equipo adecuado a mi capacidad. Aún soy joven. En mi equipo tengo un buen calendario para mejorar, aprender y alguna vez tener mi oportunidad. Esto sería muy difícil en un equipo más potente. Estoy a gusto aquí.

- ¿Esperaba haber despuntado tan joven como en el Caja Rural?

- No. He ganado alguna carrera pequeña, pero hay ciclistas más jóvenes que han hecho más que yo. Otros maduran más tarde, otros más pronto. Aún no sé en qué punto de maduración estoy (ríe). Antes debo situarme como ciclista en el pelotón.

- ¿Nota que va progresando?

- Sí, cada año me siento un poco mejor. El año pasado, aunque los resultados no fueron los mejores, sí que noté que progresaba, que iba mejor. Y aprendí mucho. Este año me voy encontrando mejor, y espero seguir progresando.

- ¿Dónde intuye que puede estar su sitio como ciclista?

- Aún no lo sé. Soy joven y debo progresar mucho aún. De más joven quería correr la Vuelta, el Giro, el Tour... Pero no me gusta decir una carrera o esta otra. Lo que ahora quiero es rendir toda una temporada con consistencia. Ser más regular de lo que puedo ser ahora.

- Cuando hace dos años se ve al lado de Froome, Quintana o Contador en las montañas de la Volta, o con Nairo y Soler en la Ruta del Sur, ¿soñaba ya con cotas altas?

«Tengo un gran recuerdo de Caja Rural; aprendí un idioma, una cultura y descubrí Pamplona»

- Cuando vas en carrera no tienes tiempo de soñar. Bastante tienes con dar a los pedales (ríe). Sí que te das cuenta de que vas bien en la montaña, que puedes hacer cosas si te encuentras en la mejor condición. Pero es lo que te decía antes: quiero ir poco a poco, seguir progresando y sobre todo coger consistencia y regularidad, que es lo que tienen los buenos corredores.

- Siendo de Preston, muy cerca de Mánchester, ¿no sería más lógico que hubiera sido futbolista?

- Seguramente (sonríe). En Inglaterra el fútbol es el deporte nacional pero no me interesa mucho. Así que no me preguntes si soy del Manchester United o del City. No tengo ningún equipo preferido. Soy ciclista por la afición de mi padre, que fue ciclista. En casa siempre ha habido bicicletas. Mi primera bici de carreras la tuve con ocho años. Pero desde más pequeño tenía una bici de montaña. Desde muy niño me recuerdo con una bicicleta.

- ¿Y Hugh Carthy es de los aficionados que se traga todo el ciclismo por televisión?

- De vez en cuando sí que lo veo por televisión si estoy en casa. Sobre todo me gusta ver las carreras grandes como Roubaix o Flandes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos