Roglic revienta la Itzulia de un golpe

Alaphilippe entra en meta por delante de Roglic. /L. Michelena
Alaphilippe entra en meta por delante de Roglic. / L. Michelena

El esloveno da una exhibición en el muro de Elkano, descuelga a todos los escaladores y esperará al jueves para rematar la faena en la crono

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Primoz Roglic (Lotto-Jumbo) tiene ganada la Itzulia, que este lunes reventó de un solo golpe. El esloveno ofreció una exhibición en Elkano. Se puso en cabeza desde el primer metro y no miró para atrás. Si lo hubiera hecho, habría visto cómo todos los favoritos se iban desangrando en las rampas del muro zarauztarra. Cuando giró la cabeza, a la altura de la ermita, allí solo quedaba Julian Alaphilippe (Quick-Step). Al fondo, un reguero de víctimas: Quintana, Landa (Movistar), Nibali, Ion Izagirre (Bahrain), Kwiatkowski (Sky), Porte (BMC)...

El esloveno manufacturó una obra maestra. En la etapa menos propicia dio su golpe de mano. Ahora Roglic, puede esperar tranquilo al jueves, a una contrarreloj hecha a su medida donde, visto su estado de forma, puede sacar los ojos a sus rivales. Tras un mavilloso descenso de ambos al cruce de Meagas -dos funambulistas de la bici-, Roglic y Alaphilippe no tuvieron que hablar en la bajada desde Meagas a Zarautz para ponerse de acuerdo. De cien sprints entre ambos, 99 serían para el galo. Este lunes casi fue el otro. Habría sido el remate. Pero no, Alaphilippe ganó y es el primer líder la la Itzulia. Seguramente, el único que va a tener la carrera hasta que Roglic le tome el relevo y lleve el amarillo hasta Arrate.

Los dos de cabeza sacaron 23 segundos al primer grupo de perseguidores, donde salvaron los muebles Quintana, Gorka Izagirre (Bahrain), Bardet (Ag2R), Urán (Education First), Mollema (Trek) y Landa. Con los seis segundos de bonificación que logró Roglic al ser segundo en meta, la distancia en la general se amplía a los 29. Un mundo. Y si a eso se añade la expectativa del golpe que puede dar en Lodosa, no le salen las cuentas a casi nadie.

Roglic empezó tarde en el ciclismo porque era saltador de esquí de élite. Se dedicó a volar por las pendientes nevadas hasta 2011 (algún accidente que pone los pelos de punta incluido) y luego se pasó a la bici. Nació en Zagorje, en el centro del país, hace 28 años y está en su plenitud física. El año pasado ganó dos etapas de la Vuelta al País Vasco (en Bilbao y la crono de Eibar) y una del Tour, en Serre-Chevalier, en los Alpes. Esta temporada ya había ganado una etapa en Tirreno-Adriático, con meta en un muro similar al de Zarautz, en Trevi.

Claves de la 1ª etapa

Km. 2
Se hace la escapada. Aitor González (Euskadi-Murias) Ibai Salas (Burgos), Jonathan Lastra (Caja Rural) y Ghebreigzabhier (Dimension Data) marchan por delante. En el kilómetro once logran su máxima diferencia, 4:04.
Km. 57
Paso por Jaizkibel. Lastra corona en cabeza del cuarteto, con 3:20 de ventaja. El ecuatoriano Narváez cae, sin consecuencias.
Km. 83
Cataldo y De Gendt. El italiano y el belga se unen a la cabeza de carrera y dan un nuevo impulso a la fuga.
Km. 135
Fin de la escapada. Al pie de Aia, el pelotón tirado por el Katusha neutraliza a los seis fugados.
Km. 140
Kwiatkowski asoma. El polaco corona en cabeza Aia y no parece acusar el esfuerzo de haber corrido el domingo el Tour de Flandes.
Km. 155
Elkano, vibrante. La subida a Meagas por Elkano era el punto caliente de la etapa y no defraudó las expectativas. La aproximación al puerto fue un espectáculo. La exhibición de Roglic en la subida justificó el trabajo del Lotto-Jumbo.

La victoria (aunque no ganó) de Roglic fue contundente y en cierto punto inesperada. No porque se le discutiesen sus posibilidades, sino por una cuestión táctica. Quien más quien menos le esperaba el jueves en Lodosa, no en la primera etapa. Su equipo, sin embargo, no jugó al despiste. En la bajada de Aia, travesía de Zarautz y aproximación a Elkano el conjunto holandés asumió la responsabilidad y dejó a su líder en cabeza. La entrada a la pista fue limpia, pese a la estrechez de paso. Los organizadores habían pavimentado el acceso, lo que minimizó el peligro.

De punta a cabo

Los americanos, cuando un jugador de baloncesto coge el rebote bajo su aro, atraviesa toda la pista y machaca la canasta rival se refieren a esa jugada como ir ‘de costa a costa’. Roglic trasladó ese concepto al ciclismo. Dominó la subida a Elkano de punta a cabo.

Se puso en cabeza en el primero de los tres tramos de altos porcentajes. Se le pegaron a rueda Alaphilippe y Quintana. En el segundo, reventó al colombiano, uno de los mejores escaladores del mundo. Algo que no está al alcance de cualquiera. En el tercer y definitivo tramo de subida se alió con el francés para volar y abrieron el hueco por encima de los veinte segundos. Un golpe definitivo.

La etapa no solo respondió a las expectativas sino que las superó. Elkano fue un auténtico espectáculo que puso en fila de a uno a los mejores. El sueño de los aficionados, que acudieron en masa al punto caliente de la etapa. El desenlace, con dos corredores de la talla de Alaphilippe y Roglic, no puede defraudar a nadie ya que figuran entre los grandes ciclistas del pelotón internacional. La etapa consolida el prestigio de la Vuelta al País Vasco.

El nuevo recorrido no pudo tener mejor arranque, pero ahora el panorama cambia. Los organizadores proponen y los corredores disponen, como debe ser. Se adelantó la crono para dejar la carrera más abierta para las dos últimas etapas y resulta que el hombre más fuerte de la carrera la revienta en la primera.

La Itzulia se pone muy de cara para el exsaltador esloveno, cuyo mayor problema -salvo accidentes- puede ser la respuesta de su equipo al que, por supuesto, le va a caer encima todo el peso de la carrera desde hoy. El Lotto-Jumbo no es una formación de nombres, pero da la sensación de ser un grupo que tiene muy claro a qué ha venido a Euskadi. La aproximación que hicieron a Elkano fue una declaración de intenciones.

Descabalgado el Sky, desde hoy camino de Bermeo van a tener enfrente a transatlánticos como Bahrain o Movistar, y eso no es cualquier cosa. Los primeros con tres bazas, los segundos con dos.

¿Guerra de guerrillas?

Pero hay una ley que rige en el mundo del ciclismo, que es la ley del más fuerte, contra la que es difícil luchar. Por muchas tácticas que se elaboren, al final siempre se está abocado al cara a cara y el más fuerte tiene las de ganar en el momento de la verdad. Recursos no faltan para atacar a Roglic (los mejores equipos del mundo con los mejores corredores están aquí), pero el esloveno dejó conmocionada la carrera.

Probablemente, en los cuarteles generales de los rivales esta noche se haya hablado de plantear una guerra de guerrillas, de desarbolar al Lotto-Jumbo en la infinidad de lugares propicios que ofrece el recorrido, empezando por este mismo martes. De lanzar ataques escalonados para crear superioridades y rematar. De mandar gente por delante. De buscar la sorpresa. Y todo eso está bien, pero al final siempre habrá que mirar a los ojos a Roglic. Un tipo que no tiene miedo. Fue saltador de esquí.

Segunda etapa de la Itzulia

La segunda etapa de la Vuelta al País Vasco llevará a los corredores desde Zarautz a Bermeo (Bizkaia) a través de 166,7 kms. con cuatro puertos puntuables. Dos de ello trampas de esas cortas, verticales y estrechas que acostumbra la Itzulia en los últimos años. Como la de hoy de Elkano que destrozó la carrera.

La primera, el alto de Almika-Sollube: 4,2 kms. al 9,2% de desnivel y rampas de hasta el 17,1% en un tramo de 1.200 metros al 14,1%, aunque todavía a 60 kilómetros de meta; la segunda, ya casi entrando a Bermeo, San Pelaio, 3,4 kms. al 8,3 y rampas al 19,1 en el inicio de una ascensión con la cima situada a 6 kms. de la llegada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos