«La crono de 20 kilómetros en la Vuelta al País Vasco puede marcar diferencias en meta»