La Barrerilla, un segunda de seis kilómetros y a 93 de la línea de meta

Hace 94 años que Francis Pellisier coronó en cabeza el puerto de La Barrerilla, una de las tres primeras cuestas de la jornada inicial de la primera edición de la Vuelta al País Vasco, la de 1924. Las otras eran Castrejana y San Román. Los corredores partían de Bilbao, realizaban una parada obligatoria de veinte minutos en Vitoria y concluían en Pamplona tras recorrer 182 kilómetros. Transcurrido casi un siglo, La Barrerilla continúa en el mismo lugar, a diez kilómetros de Orduña y cerca de la sierra de Salvada, pero presenta menos dificultades que antaño. Son 6,4 kilómetros de ascensión con una pendiente media del 5,8%. Más bien tendido. Sus tramos de mayor exigencia se encuentran en el tercer kilómetro y el sexto, ambos al 7,1%. Desde su cima hasta la línea de meta en Villanueva de Valdegovía restarán 93 kilómetros sin puertos puntuables pero dificultades en forma de repechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos