• noticias de Gipuzkoa
  • Vuelta al Pais Vasco, Euskal Herriko itzulia
  • UCI ProTour
  • Web oficial de la Vuelta al Pais Vasco


Joaquím Rodríguez prepara la Vuelta al País Vasco junto al volcán

Joaquím Rodríguez ha estado concentrado dos semanas en el Etna a más de mil metros y no sabe cómo se encuentra de forma de cara a la Vuelta al País Vasco tras un inicio de temporada complicado.

Joaquim Rodriguez

Joaquím Rodríguez no sabe en qué forma se encuentra de cara a la Vuelta al País Vasco. [Reuters]


Benito Urraburu

San Sebastián. «Menos mal que quería comenzar la temporada bien para llegar a la Vuelta al País Vasco, primero, y luego al Giro de Italia en buenas condiciones. Vaya inicio que llevo, aunque parece que he conseguido enderezar el rumbo. No he tenido más que problemas de todo tipo». Joaquím Rodríguez, que finalizó la pasada temporada como número uno del mundo, ha estado dos semanas concentrado en el Etna, junto a sus compañeros de equipo Dani Moreno y Losada.

«Desde que finalizó la Tirreno-Adriático hemos estado entrenando por la zona del volcán Etna. Dormíamos a 1.009 metros de altitud y la verdad es que después de como lo pasé en la Tirreno-Adriático he vuelto a reencontrarme», nos explica.

Joaquím Rodríguez no pudo correr la Volta a Catalunya precisamente por esos problemas que padeció: «Todo me vino de un quiste que tenía en la cabeza del fémur, lo que me obligó a tomar antiinflamatorios durante la Tirreno. El tratamiento fue tan fuerte que estaba hinchado, como una bola. Cogí cuatro kilos. Estaba en 59 kilos, me pesaba y pasé a 63, ¡en plena carrera! Ya me contarás. En esas condiciones no podía estar competitivo. Me quedaba en todos los repechos. Me recetaron Arcoxia, un antiinflamatorio arterial, que me fue absorbiendo el quiste, pero que me dejaba colgado por todos los lados».

También tuvo una gripe en los primeros días de la concentración que le hizo perder algunos entrenamientos: «He cogido el ritmo, pero al principio de la concentración mis compañeros hacían cinco horas de bicicleta con desniveles de 4.000 metros y yo me tenía que conformar con menos. He ido mejorando y se puede decir que estoy bien. Al principio incluso pensaron que podía tener una descompensación en la cadera y la rodilla, hasta que me descubrieron lo del quiste».

Joaquím Rodríguez había programado comenzar la temporada fuerte, con la idea de llegar muy bien a la Vuelta al País Vasco. Por eso iba a participar en la Volta a Catalunya, prueba que ganó el año pasado. Quería hacer las clásicas y presentarse en el Giro en buenas condiciones.

A Joaquím Rodríguez le gusta la Vuelta al País Vasco que va a correr, un recorrido que ve como «hacer una clásica todos los días. Es una carrera en la que si estás bien disfrutas, pero como vayas mal lo pasas fatal. Me gustan los recorridos de Euskadi. Estando bien, cuanto más dura sea, mejor, al menos para mí. Yo prefiero que haya poco llano y que la carrera tire hacia arriba. ¿Un día clave? Yo creo que todos los días son importantes porque no hay más que emboscadas. Cada día es una clave». Después de la Vuelta al País Vasco correrá las clásicas, Lieja-Bastogne-Lieja, Flecha Valona y Amstel Gold Race.

«Si en la Vuelta al País Vasco fallas un día, lo pagas»
Le da rabia pensar que ha dejado pasar «buenas oportunidades de poder buscar triunfos. En la Tirreno había etapas muy buenas para mí, pero no me servían de nada porque no podía ni con mi alma. En los repechos iba para atrás».

Sus condiciones le convierten en un corredor importante en trazados complicados: «Los recorridos rompepiernas son lo mío». Cuando a Joaquím Rodríguez le preguntas si le gustaría ganarla responde rápido: «¿Tú qué crees? Estaría bien poder ganar la Vuelta al País Vasco, pero en esta ocasión tengo que ver cómo me encuentro, cómo me voy recuperando de los esfuerzos. Espero que toda la base de entrenamiento que he realizado me sirva de algo, que ese trabajo se refleje en la carretera. La Vuelta al País Vasco es una de esas carreras que no perdona. Como falles un día, lo pagas y las contrarrelojs ya sabes que no son mi fuerte. Como pasa siempre no habrá muchos segundos de diferencia entre los primeros. Se acabará jugando todo en la contrarreloj de Zalla».

Hablarle de favoritos en la Vuelta al País Vasco le lleva a un nombre: «Samuel Sánchez. Ya se ve que está fuerte. Además corre en casa. Otro corredor al que yo ya vi muy bien en la Tirreno-Adriático fue a Robert Gesink. Luego está el grupo de RadioShack, con Klöden, Horner, Leipheimer. Hay mucha gente y como pierdas unos segundos, recuperarlos será muy complicado».

Las tardes de descanso en los alrededores del volcán Etna las ha aprovechado para poder ver todo el ciclismo que han dado por televisión y observar el rendimiento de muchos corredores: «La gente tiene un nivel bastante alto. Todo el mundo ha espabilado mucho. En la Vuelta al País Vasco tengo que ver cómo estoy. Me gustaría por lo menos conseguir una etapa. Es un terreno que conozco bien, que me gusta, pero eso no me pasa solo a mí. También les va a muchos otros corredores». La incógnita de saber cómo se encuentra es lo que más le preocupa. No tiene referencias de su verdadero momento de forma, «y eso es lo que tengo ganas de ver, conocer cómo me voy a poder mover. Entrenar, aunque lo he hecho fuerte y con mucho desnivel, no es lo mismo que correr».

‘Purito’ Rodríguez vuelve a unos caminos en los que se formó como ciclista, en los que ganó cuando era aficionado y donde también ha conseguido triunfar como profesional y donde quiere volver a vencer.

Joaquím Rodríguez, número uno del ránking UCI tras un 2010 espectacular
Joaquím Rodríguez realizó una temporada 2010 soberbia, difícilmente repetible al menos a nivel de regularidad. Podrá conseguir triunfos más importantes, pero es complicado que mantenga el nivel que tuvo durante muchos meses de la pasada campaña. Los datos que le llevaron con todo merecimiento a ser número uno del mundo en el ránking UCI resultan apabullantes. Joaquím Rodríguez logró cinco triunfos: etapas en Tour de Francia, Vuelta a España y Vuelta al País Vasco, además de la Volta a Catalunya y el G.P. Miguel Indurain. Fue segundo en la Flecha Valona, cuarto en la Vuelta al País Vasco y en la Vuelta a España, quinto en la Clásica de San Sebastián, séptimo en la París-Niza, octavo en el Tour de Francia y en la Vuelta a Suiza. Logró cuatro segundos puestos, cuatro terceros y cuatro cuartos. En ¡32 ocasiones! se colocó entre los diez mejores de una carrera. Por eso no poder andar en condiciones en lo que llevamos de temporada no es nada fácil para él. La Vuelta al País Vasco le dirá sin engaños el nivel en el que está a un mes del inicio del Giro de Italia.


» Noticias relacionadas




Porra Vuelta al Pais Vasco